Vita Christi de Isabel de Villena





Vita Christi es una narración sobre la vida de Jesucristo escrita con el propósito de ilustrar a las monjas de su convento. Su originalidad estriba en el hecho de que la autora es capaz de llenarla con su prodigiosa imaginación y su punto de vista femenino. Así, la que tenía que ser la vida de Cristo narra como referencia la vida de la Virgen María: el libro empieza y acaba con el nacimiento de la Virgen y su asunción al cielo. 


Muy probablemente, conocería la Vita Christi de Ludolfo de Sajonia, que tuvo un amplio éxito y difusión, pero marcó su obra con rasgos originales, entre otros elementos como aquellos que tomaron inspiración de los evangelios apócrifos y en los evangelios gnósticos que se escribieron en los dos primeros siglos del cristianismo para prohibirse poco después.


La obra se centra en las mujeres que rodearon la vida de Cristo: Santa Ana, la Virgen María y María Magdalena. 
Estas se presentan como mujeres, abuelas y madres, de manera que viven la vida de Cristo como mujeres normales, con sentimientos humanos.​


Siendo escrita en primera instancia con el objetivo de fomentar la devoción religiosa, es aprovechada para realizar una defensa de las mujeres, tan ampliamente argumentada como difícilmente refutable. 
Su análisis permite demostrar que esta autora rebatía directamente los tópicos de la literatura misógina muy abundante durante décadas en la corona de Aragón.


La Vita Christi nace como un libro de doctrina y se convierte en una de las piezas importantes de la literatura en valenciano y universal del siglo xv, dentro de lo que se llama como el Siglo de Oro valenciano. 


Los críticos y estudiosos la han visto como un referente extraordinario, y también como un caso peculiar, ateniéndose a las escasas publicaciones que se conservan escritas por mujeres. Libro biográfico y de contemplación, que no excluye los sueños como una manera de explicar la espiritualidad, nos habla de las mujeres en relación directa con Cristo. 




(...) un libro biográfico y de contemplación al mismo tiempo, y si no tenemos en cuenta estos dos aspectos, fundamentales en la intención de la autora, corremos el peligro de no entenderlo, aunque eso no quiere decir que el lector moderno encuentre más interés en la vida de Cristo y en los episodios del más allá.
Martín de Riquer (sobre la Vita Christi)


La intención doctrinal de la Vita Christi, libro que no fue firmado por la autora, no quita que sea un gran trabajo literario que no se fundamentó solo en las fuentes consideradas legítimas. Lejos de eso, Isabel de Villena escribe prestando atención a otras fuentes llamadas “extra-canónicas”: libros apócrifos o tradiciones procedentes de los evangelios gnósticos. 


En este último podríamos entender que también estuvo influenciada por su padre, gran maestre de la Orden de Calatrava, quien mostraría interés en el esoterismo judío árabe y arabe


La abadesa de la Trinidad de Valencia nos ofrece una vida de Cristo no demasiado ortodoxa, ya que prescinde de muchas de las noticias de los Evangelios canónicos e incluye, en cambio, numerosos temas y relatos de los textos apócrifos o de tradiciones piadosas, como las contenidas en la Leyenda áurea. No incluye, por ejemplo, muchos de los milagros o parábolas que incluyen los cuatro evangelistas; no recuerda, ni tan solo, el que es considerado el manifiesto fundamental de cristianismo, el «sermón de la montaña». A Isabel de Villena le interesa más la inocencia de María y de Jesús, y la pasión de estos y la muerte y ascensión de su madre, que la doctrina, la predicación.


Alfons Llorenç, "La Vita Christi, un text coetani", dins «Aproximació al món literari de la Festa d'Elx», Festa d'Elx, núm. 45, pag. 109-23 (Elx, 1987) (traducido al castellano)


https://es.wikipedia.org/wiki/Isabel_de_Villena

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús