Relicario donde se muestra la Santa Espina en el Real convento de la Encarnación



La Santa Espina de Mula, custodiada por las Hermanas Clarisas del Real Convento de La Encarnación, se exhibe en un nuevo relicario, obsequio llegado desde la Diócesis de Brescia en Italia.

El nuevo relicario mide 45 centímetros y está realizado en latón plateado y dorado.

 La base del relicario es de estilo gótico y ha querido resaltar el hecho de que la corona de espinas de Cristo llegó a Europa a través de Francia y fue en este país donde se les rindió culto en la Sainte Chapelle de París de estilo gótico. En la misma base la imagen de los cuatro evangelistas de la Pasión de Cristo y un coro de ángeles que rodean la base con la unión de la Cruz. 

Desde que se habilitara el espacio para su exposición y salvaguarda el pasado año, han sido centenares las personas que diariamente acuden hasta el Real Monasterio de La Encarnación de Mula para venerar la espina de la corona de Cristo. Las Hermanas Clarisas afirman que hasta el convento se desplazan diariamente personas llegadas desde distintos puntos de España y otros países para adorar la reliquia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús