CONCLUSIÓN PASTORAL de RETOS DE LA CULTURA PLURAL ACTUAL A LA IGLESIA PARA SU REFORMA MISIONERA


RETOS DE LA CULTURA PLURAL ACTUAL

A LA IGLESIA PARA SU REFORMA MISIONERA

Gabino URÍBARRI BILBAO, SJ

RCatT 43/2 (2018) 263-301

 CONCLUSIÓN PASTORAL: CINCO NOTAS PARA LA TRANSMISIÓN DE LA FE

Para finalizar, ofrezco cinco notas sencillas,

que no intentan recoger todo lo dicho, sino esbozar un programa de acción sencillo.


1. Si aprendemos del mercado, una de sus leyes fundamentales consiste en la fidelización de los clientes.

 

El gran objetivo de El Corte Inglés ha sido que el cliente vuelva otra vez. Así, dado lo líquido de las vinculaciones en la modernidad, de la trashumancia y el individualismo que reina en el nuevo modo de darse la creencia, un primer objetivo pastoral es que la gente conserve una memoria amable y agradecida de su paso por la institución eclesial, de tal manera que no se cierre, sino que se estimule la posibilidad de

regresar en otra ocasión. 

Esto, evidentemente, tiene consecuencias directas sobre el modo de acoger, atender, respetar, interpelar desde el evangelio,

etc.


2. Presentar un perfil identificable de la fe y la propuesta cristiana.


En un contexto pluralista y sincrético, quien no posee un perfil claro se diluye y pierde relevancia. 

Así, pues, no se puede rebajar la fe cristológica ni la imagen de Cristo ni presentar solamente los rasgos de Jesucristo ni de la doctrina cristiana que tengan una aceptación espontánea en la cultura predominante. Ya dijo J. Ratzinger: «La figura de Cristo debe presentarse en toda su altura y profundidad. No podemos conformarnos con un Jesús a la moda».(J. RATZINGER, Un canto nuevo para el Señor. La fe en Jesucristo y la liturgia hoy, Salamanca:

Sígueme 22005, 47-48).


3. Hacer una presentación de la fe amable, desde la amabilidad y el aprecio a los destinatarios. 

Por lo tanto, sin arrogancia, aires de superioridad y sin reproches que indiquen en el fondo o se puedan percibir como desprecio a quienes se acerquen a la Iglesia. 

Un perfil eclesial que se identifica mucho con la reprimenda moral o con el fariseísmo no ayuda nada.


4. Hacer una propuesta de la fe que sea atractiva. Tanto Benedicto XVI como el papa Francisco han insistido en que la fe se difunde por atracción.( «La Iglesia no crece por proselitismo, crece “por atracción”», Francisco, Evangelii gaudium, 14, citando a Benedicto XVI, Homilía en la Eucaristía de inauguración de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en el Santuario de «La Aparecida. (13.05.2007): AAS 99 (2007) 437. Lo ha repetido después, por ejemplo, en la Homilía en la

Misa de acción de gracias por la canonización de san José de Anchieta, sacerdote de la Compañía

de Jesús (24.04.2014). 

La figura de Jesucristo, centro de nuestra fe, posee un gran atractivo, también hoy. La fe consiste y comienza con el encuentro con Cristo, con su persona, no con una serie de ideas teológicas o morales. ( BENEDICTO XVI, Deus caritas est, 1).


5. Siguiendo la insistencia del papa Francisco, la señal de identidad de la Iglesia, de los cristianos, de la fe cristiana es, propiamente, la alegría del evangelio. Lo que el papa Francisco dijo a la Congregación General 36 de la Compañía de Jesús en su alocución (24.10.2016), sirve para todos: «la alegría

es constitutiva del mensaje evangélico (…) Una buena noticia no se puede dar

con cara triste» 


Hemos de ser capaces de estructurar la propuesta pastoral en torno a este encuentro con Cristo. 


En mi opinión, esta es una de las intenciones principales de Benedicto XVI con su trilogía sobre Jesús de Nazaret.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús