Minimalismo político


Javier Rodríguez Alcázar Minimalismo político y debates sociales: el caso de las tecnologías de mejora humana.

https://www.researchgate.net/profile/Javier-Rodriguez-Alcazar/publication/354780738


Resumen

Una visión incorrecta de la relación entre la moral y la política oscurece muchos debates contemporáneos sobre la mejora humana. Como resultado, algunas reflexiones éticas sobre la mejora infravaloran sus dimensiones sociales, mientras que algunos enfoques sociales sobre el tema carecen de fuerza normativa. En este artículo utilizo mi propia concepción de la relación entre ética y política, que denomino “minimalismo político”, para apoyar y fortalecer las perspectivas sociales existentes sobre las tecnologías de mejora humana.

"Según el minimalismo político, la relación entre política y moralidad consiste en una "inclusión recíproca".

 Esta inclusión significa que la política tiene prioridad sobre la moralidad desde el punto de vista político y la moralidad tiene prioridad sobre la política desde la perspectiva moral. En otras palabras, esta doctrina permite a los actores políticos no sentirse comprometidos, en tanto que tales, a obedecer ningún código moral en particular. 

En cambio, esos actores políticos deberían considerar los códigos morales de las personas como hechos sociales. Ciertamente, cualquiera tiene derecho a evaluar las acciones políticas desde su propia posición moral, y quienes lo hacen no ven esa posición como una más de entre los muchos códigos morales que coexisten en nuestra sociedad: por lo general, hacemos declaraciones morales que creemos correctas. 

El minimalismo político, pues, no implica relativismo moral o antirrealismo moral. Soy un realista moral y, por lo tanto, acepto que hay verdades morales. Sin embargo, el realismo es compatible con la afirmación de que la política es distinta de la ética y debe mantenerse separada de esta. También es compatible con la afirmación de que la política es un campo en el cual la pluralidad moral existente en nuestras nuestras sociedades debe tratarse como un hecho yreconocerse como una de las premisas principales para la discusión política. Esto último es, a su vez, consistente con una filosofía política robustamente normativa. La filosofía política es normativa, de acuerdo con el minimalismo político, porque proporciona un criterio para distinguir la buena política de la mala. La buena política ofrece buenos medios para los fines escogidos por la comunidad política, mientras que la mala política no lo hace. En resumen, el minimalismo político no implica una concepción relativista ni de la moral ni de la política.

Hasta ahora he esbozado el marco teórico para la discusión. A continuación demostraré que la elección entre realismo político, moralismo político y minimalismo político es relevante para las discusiones sobre la mejora moral y documentaré las ventajas de abordar estos debates con las herramientas del minimalismo político.

Conclusión:

 Como vimos al comienzo de este ensayo, el realismo político esquiva la evaluación normativa sobre las implicaciones sociales de las tecnologías de mejora humana, excepto cuando tales consecuencias tienen que ver con la reducida agenda de la seguridad. Por otro lado, el moralismo político solo puede preservar el juicio normativo si, indebidamente, lo moraliza. Por el contrario, el minimalismo político proporciona una perspectiva que es al mismo tiempo genuinamente normativa y distintivamente política. Esta es la razón principal por la cual el minimalismo político proporciona un marco mejor que el moralismo político o el realismo político para tratar los aspectos sociales de la mejora humana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús