La teología de la Baja Edad Media. La crisis de la Escolástica (s. XIV-XV)



La teología de la Baja Edad Media. La crisis de la Escolástica (s. XIV-XV)

En los siglos siguientes a la Edad de Oro de la Escolás- tica la teología va a entrar en una nueva fase de decadencia paulatina. Ello será consecuencia sobre todo del duro enfren- tamiento entre Escuelas teológicas rivales, así como del éxito alcanzado por el nuevo sistema nominalista de Guillermo de Ockam en las Universidades europeas durante la Baja Edad Me- dia.

Del «intellectus fidei» agustiniano que comprendía en sí tanto conocimiento como contemplación, arrancaron dos corrientes que dieron lugar con el tiempo a dos Escuelas teológicas enfrentadas: 

la Aristotélico-Tomista (que incluía en sí importantes elementos agustinianos también) 
y la Agustiniano- Franciscana (más tarde Escotista). 

La primera sigue la vía cognoscitiva (la Ratio como potencia de investigación que sis- tematiza y deduce a partir de la verdad revelada); 

la segunda, en cambio, sigue la vía de la contemplación o místico-afectiva en la que la teología es una actividad (habitus afectivo) que se sitúa en el orden de lo que el sujeto puede hacer para salvarse y unirse a Dios. 

....


Guillermo de Ockam (1285-1347) será el fundador de la tercera Escuela teológica bajomedieval: la Escuela Nominalista, que inaugura la llamada via nova (via nominalista), por contraposición a las otras dos Escuelas englobadas en la via antiqua (via realista)

El pensamiento teológico de la Edad Media (s. VIII-XV), en Armando Segura (dir.), Historia Universal del Pensamiento, ed. Liber, Ortuella (Bizcaya) 2007; vol. II, cap. 16, pp. 611-630

Prof. Juan Belda Plans

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús