Libano en el Antiguo Testamento



El país de los cedros está en el corazón de la Biblia y presente en los Evangelios. Los profetas de Israel cantaban su belleza, evocaban sus perfumes, sus frutos y su vino. Dos salmos merecen ser citados: "El justo crecerá como una palmera, se alzará como un cedro del Líbano" (Sal 92, 13) y "Y habrá trigo abundante en los campos,  y ondeará en lo alto de los montes; darán fruto como el Líbano" (Sal 72, 16). Oseas, por su parte, dice: "Será su renombre como el del vino del Líbano" (Os 14, 8).


Copiado de Religion digital

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús