Acompañamiento espiritual virtual: alcances y límites∗

google.com, pub-0540345447368529, DIRECT, f08c47fec0942fa0 orcid.org/0000-0003-1152-1672

doi: https://doi.org/10.11144/javeriana.tx71.aeval

Acompañamiento espiritual virtual: alcances y límites

Edgar Enrique Velásquez Camelo, SDBa

Sociedad de San Francisco de Sales

http://orcid.org/0000-0003-1359-3848


Resumen: 

La virtualización de las dinámicas de interacción social del mundo actual ha constituido diversas formas de relación entre las personas que hacen parte de la sociedad red. 


El diálogo, el compartir espontáneo, una conversación tienen su escenario de acción en los procesos de socialización que se llevan a cabo desde las plataformas digitales de comunicación.


También, las dinámicas en torno de la experiencia de fe se han virtualizado y con ella las dimensiones de la pastoral de la Iglesia (kerigmática, comunitaria, diaconía, litúrgica y la catequesis); esto nos lleva a pensar la posibilidad del acompañamiento espiritual virtual como

una acción pastoral de la Iglesia dirigida a las personas que, profesando la fe en Cristo Jesús, permanecen en la red.


 El objetivo de este artículo es presentar una reflexión que dé cuenta

de los alcances y límites del acompañamiento espiritual virtual en la búsqueda personal del sentido de la existencia y la maduración de la vida de fe; así mismo, establecer las condiciones de posibilidad que llevan a plantear la viabilidad de direccionar procesos de acompañamiento espiritual por medio de las redes sociales que facilitan el diálogo, la cultura del encuentro y la participación activa de las personas en la sociedad red. 

Los alcances de dicha modalidad de acompañamiento están determinados por el grado de vinculación vital y referencial que

establecen las personas por medio de los dispositivos electrónicos, y los límites están demarcados por la capacidad de tomar distancia del mundo virtual, es decir, el saber integrar en la existencia, de forma armónica, la representación virtual-real como actual-real del mundo. 

Todo esto en orden a enriquecer las prácticas eclesiales en la cultura de la virtualidad real y, además, legitimar la reflexión ciberteológica que tiene un estatuto epistemológico genuino que emerge en la

relación integral entre fe, razón y vida.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús