necesidad de revisar nuestra percepción de Dios.Timothy Jennings


Recensión del  libro: Así de simple:un modelo bíblico para sanar la mente, de Timothy Jennings    


Eric E. Richter Memrah · ISSN 2683-9229 · 2021 · Volumen III · 117–122


Ciertamente, se debe felicitar a Timothy Jennings por producir una obra sencilla para ayudar a las personas a alcanzar bienestar emocional y superar los traumas del pasado. 

El libro enfoca muy bien la necesidad de revisar nuestra percepción de Dios y alimentar correctamente la faceta espiritual de nuestra persona con el objetivo de encontrar paz y felicidad. Muchas personas encontrarán inspiración y consejos útiles para fortalecer su vida espiritual y superar sus problemas emocionales. 

Aunque los consejos psicológicos puedan ser de gran ayuda para los lectores, las propuestas teológicas del autor llegan a ser preocupantes. Específicamente, el concepto de expiación que Jennings presenta y las implicaciones que este posee afectan seriamente la comprensión de la obra de Cristo en la cruz y de la solución divina al pecado.

 

Históricamente, la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha aceptado la expiación sustitutoria penal.

Esta postura afirma que Cristo fue el representante y el sustituto de la humanidad al morir en la cruz. Él cargó con los pecados de todas las personas y sufrió el castigo por el pecado que merecemos. Solo así era posible garantizar la salvación para la humanidad caída. Sin embargo, Jennings rechaza esta postura en favor de la expiación por influencia moral. 

Esta interpretación de la expiación afirma que la muerte de Cristo no fue sustitutiva. Él no cargó con nuestros pecados ni tomó sobre sí nuestro castigo. Más bien, Dios envió a su Hijo a morir para demostrar el amor que siente hacia nosotros. Al contemplar tal manifestación de amor, la humanidad es transformada en semejanza al carácter divino. Esta postura, popularizada por Pedro Abelardo (1079-1142), ha encontrado apoyo en varios teólogos protestantes, entre ellos George MacDonald (1824-1905), que es citado por Jennings en los capítulos 12, 13 y 16 (pp. 194, 206-207, 255). Entre los simpatizantes adventistas de esta interpretación, se encuentra A. Graham Maxwell (1921-2010) que es citado en el capítulo 13 (p. 219).4 4 Véase A. Graham Maxwell, Can God Be Trusted? (Nashville, TN: Southern Publishing Association, 1977), 75-90. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús