¿Pena de muerte?

La mayoría de los católicos estadounidenses apoyan la pena de muerte para los condenados por asesinato
 La cámara de gas en la prisión de Wyoming Frontier el 18 de julio de 2012 en Rawlins, Wyoming. ©Foto: Nagel Photography / Shutterstock)

SEGÚN UNA RECIENTE ENCUESTA

La mayoría de los católicos estadounidenses apoyan la pena de muerte para los condenados por asesinato


Noticia de InfoCatólica

Según la encuesta de 5.109 adultos estadounidenses realizada por el Pew Research Center en abril de este año y publicada en junio, el 60% de los católicos estadounidentes dice que la pena capital está moralmente justificada «cuando alguien comete un crimen como el asesinato». 

También la considera justa el 77% de los protestantes evangélicos.

(NCRegister/InfoCatólica

Una encuesta reciente muestra que la mayoría de los católicos estadounidenses apoyan el uso de la pena de muerte para los convictos por asesinato. 

Los números de la encuesta son posteriores a la actualización de 2018 del Catecismo de que la pena de muerte es «inadmisible».

Según la encuesta de 5.109 adultos estadounidenses realizada por el Pew Research Center, una organización sin fines de lucro, realizada del 5 al 11 de abril de 2021 y publicada en junio, la mayoría de los católicos estadounidenses apoyan «enérgicamente» o «algo» el uso de la pena de muerte para los convictos por asesinato.

Reflejando las respuestas de los adultos estadounidenses en general, el 31% de los católicos favorece «algo» la pena de muerte para los condenados por asesinato, mientras que el 27% de los católicos la favorece «firmemente», según el informe Pew.

Entre los católicos hispanos, hay un poco más de apoyo a la pena de muerte para los convictos por asesinato. En este subgrupo, el 30% apoya «algo» la pena de muerte en tales casos y el 31% la apoya «firmemente».

En cuanto a la cuestión de la justificación moral de la pena de muerte, la mayoría de los católicos cree que está justificada en casos de condenas por asesinato.

Entre los católicos en general, el 60% dice que la pena capital está moralmente justificada «cuando alguien comete un crimen como el asesinato»; entre los católicos hispanos, ese número es del 62%. Solo el 30% de los católicos cree que la pena de muerte es moralmente incorrecta, incluido el 35% de los católicos hispanos.

Entre los subgrupos religiosos, los protestantes evangélicos y no evangélicostienen más probabilidades de creer que la pena de muerte está moralmente justificada en casos como el asesinato. Más de las tres cuartas partes, el 77%, de los protestantes evangélicos creen esto, y el 76% de los protestantes no evangélicos.

Casi dos tercios de los que no profesan ninguna religión «en particular», el 66%, también dijeron que la pena capital está justificada en tales casos.

Según una encuesta de RealClear Opinion Research de 2020, patrocinada por EWTN News, los católicos estadounidenses apoyaron ampliamente la pena de muerte.

En la encuesta de Pew de abril de 2021, los ateos, agnósticos y protestantes afroamericanos eran los subgrupos religiosos más propensos a decir que la pena de muerte es moralmente incorrecta. Una ligera mayoría de ateos, el 51%, cree que la pena de muerte es moralmente incorrecta, en comparación con el 47% de los agnósticos y el 42% de los protestantes afroamericanos.

El lenguaje del Catecismo de la Iglesia Católica sobre el uso de la pena de muerte se actualizó en 2018, calificándolo de «inadmisible». El Papa Francisco, en su encíclica Fratelli Tutti de 2020, escribió: «Hoy declaramos claramente que “la pena de muerte es inadmisible” y la Iglesia está firmemente comprometida a pedir su abolición en todo el mundo».

En octubre de 2020, CNA habló con el padre Thomas Petri, actualmente presidente y profesor asistente de teología moral y estudios pastorales en la Pontificia Facultad de la Inmaculada Concepción en la Casa de Estudios Dominicana. Explicó que el magisterio ordinario de la Iglesia siempre ha enseñado que «los estados tienen derecho a imponer la pena de muerte». Añadió que «ningún Papa puede de alguna manera salir y contradecir eso».

Tanto los papas Juan Pablo II como Francisco han hecho aplicaciones prudenciales de la enseñanza de la Iglesia en áreas de fe y moral, dijo. En sus declaraciones sobre la pena de muerte han señalado que la seguridad de las cárceles modernas ha hecho que la necesidad de la pena de muerte no exista como medio para proteger a la sociedad de los delincuentes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús