LOS CABALLEROS DE LA TABLA REDONDA DEL CICLO BRETÓN Y FRANCISCO

 


VIVENCIA PRIMERA DEL ALMA DE SAN FRANCISCO:
CABALLERO - TROVADOR - JUGLAR

por Enrique Rivera de Ventosa, OFMCap

[En Selecciones de Franciscanismo, vol. XXIII, núm. 68 (1994) 291-311]

 LOS CABALLEROS DE LA TABLA REDONDA DEL CICLO
BRETÓN Y FRANCISCO

El gran cantor del ciclo bretón, en el siglo XI, fue Chrétien de Troyes. leyendas centradas en Gran Bretaña, populares en los. países de Europa. El Rey artura y los caballeros de la mesa redonda. 

Los biógrados de san Francisco no aluden mucho a esta influencia.solo dos textos testifican esta presencia en Francisco joven

El primero lo hallamos en el Espejo de perfección, que nos refiere cómo san Francisco achica la petulancia de quienes piensan que por sus saberes y su predicación convierten a las almas, cuando en verdad son convertidas por las oraciones y gemidos de los pobres y sencillos hermanos. Para mejor ponderarlos, habla así: «Estos son mis hermanos, caballeros de la Tabla Redonda, que viven ocultos en los desiertos y en los lugares apartados con el fin de dedicarse con más ahínco a la oración y meditación» (EP 72).

El segundo texto lo hallamos en la Vida de Fray Gil, narrada en la Crónica de los XXIV Generales. En ella leemos este atestado: «El bienaventurado Francisco, viendo al hermano Gil perfecto en gracia y virtud, preparado y dispuesto a toda obra buena, lo amaba íntimamente y en más de una ocasión decía de él ante los hermanos: Este es mi caballero de la Tabla Redonda».

Francisco percibió en estas leyendas la igualdad de todos los caballeros.  En la Regla de 1221 prescribe: «Y nadie sea llamado prior, más todos sin excepción llámense hermanos menores» (1 R 6,3). 

La segunda nota hace referencia a la actuación de estos caballeros. Contra el brillo y aplauso de la ciencia humana san Francisco piensa en el hermano silencioso, cumpliendo su oculto deber y elevando su plegaria al Padre del que procede todo don. Esto, que ya parece muy claro en el primer texto, se hace transparente en el relato de fray Gil. Francisco pondera al buen hermano. Lo siente impregnado del espíritu caballeresco. Pero es un espíritu de trabajo humilde y silencioso. Para Francisco es el prototipo de sus caballeros de la Tabla Redonda. Así pues: su ideal de igualdad en un trabajo de entrega y servicio Francisco lo vio plasmado en los caballeros bretones del rey Artús.

otros hablan que San Francisco soñaría con ser caballero en busca del Santo grial pero no es mu aceptado pro el franciscanismo Pero, a decir verdad, bien pudiera verse en san Francisco al mejor caballero en busca del santo Grial, por haber hallado la sangre de Cristo en sus propias llagas. Tan bello tema queda abierto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús