¿QUÉ SABEMOS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE LOS ESTUDIANTES CON ALTAS CAPACIDADES?



¿QUÉ SABEMOS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE LOS ESTUDIANTES CON ALTAS CAPACIDADES? 

Fabiola Baquero Gomide; Alba Ibáñez García; Teresa Gallego Álvarez  y Verónica Marina Guillén Martín 

International Journal of Developmental and Educational Psychology

INFAD Revista de Psicología, Nº1 - Volumen 1, 2022. ISSN: 0214-9877. pp:157-164




RESUMEN

Los estudios que investigan Inteligencia Emocional en alumnos con altas capacidades son escasos y presentan resultados contradictorios. Algunas investigaciones consideran que los estudiantes con altas capacidades son grupos vulnerables y, según algunos informes, están más involucrados en situaciones de acoso como víctimas y/o acosadores (Casino-Garcia et al., 2019).

 Los diferentes modelos de vulnerabilidad muestran la importancia de identificar no sólo los factores de riesgo, sino también los factores de protección que permiten diseñar intervenciones preventivas más eficaces (Ezpeleta, 2005). 

Dentro de esta perspectiva, este trabajo presenta los resultados de la aplicación del cuestionario de Inteligencia Emocional TMSS-24 en una población de estudiantes con altas capacidades. 

Cabe señalar que estos resultados forman parte de una investigación más amplia que investiga la calidad de vida y el apoyo social percibido de jóvenes (de entre 12 y 17 años) con altas capacidades que participan en Amentúrate, un programa de mentorías realizado en la Universidad de Cantabria. 

En este sentido, los datos y reflexiones aquí publicados deben entenderse como parciales y son iniciativas exploratorias para comprender el universo de este alumnado en la región Cántabra. 

Los resultados mostraron que los participantes presentaban, en general, una buena Inteligencia Emocional. En relación con las diferencias de género, no se encontraron diferencias significativas, pero destaca que las chicas obtuvieron mejores puntuaciones que los chicos en cuanto a la claridad de sus sentimientos y a la capacidad de reparación sobre los mismos.

 Para terminar, se discuten los resultados, se proponen aportes teóricos y prácticos a la literatura y se sugieren implicaciones para padres y docentes.


La capacidad de ser conscientes de nuestras emociones y las del otro, saber gestionarlas para actuar adecuadamente para así establecer relaciones sanas, es indispensable en la educación de hoy en día, ya no centrada exclusivamente en el contenido informativo y cognitivo. En este sentido, la Inteligencia Emocional puede jugar un papel fundamental en el éxito académico de los alumnos y en su capacidad de adaptación en el aula, y también puede convertirse en un factor protector en los procesos de adaptación. En este estudio, los datos indican que la Inteligencia Emocional de los participantes es buena en todos los factores y que no hay diferencias significativas entre chicos y chicas en relación a la inteligencia emocional o sus componentes.

En la educación del alumnado con altas capacidades, los programas de enriquecimiento han mostrado ser una estrategia fundamental para el crecimiento del potencial cognitivo, adaptación social y bienestar de alumnado con altas capacidades. Asimismo, son importantes los ambientes de apoyo social que pueden colaborar en el desarrollo de habilidades socioemocionales. 
La falta de Inteligencia Emocional facilita la aparición de problemas en los estudiantes, incluyendo déficits en los niveles de bienestar, reducción de la calidad de las relaciones
interpersonales, bajo rendimiento académico, y la aparición de conductas disruptivas.

Es recomendable abordar de forma sistemática la educación emocional del alumnado con altas capacidades para mejorar el desarrollo de competencias emocionales adaptativas y relaciones sociales sólidas, para fomentar un autoconcepto ajustado y para poder gestionar de una forma sana el estrés y la ansiedad. Asimismo, es necesario seguir profundizando en investigaciones relacionadas con la inteligencia emocional y las altas capacidades, incidiendo en las posibles diferencias de género, para conocer, comprender y orientar mejor al 
alumnado en su desarrollo y bienestar.
Palabras clave: altas capacidades; inteligencia emocional; bienestar; mentorías

CONCLUSIONES

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús