Una espiritualidad del encuentro Lecciones de la Escuela de los Pobres

Una espiritualidad del encuentro

Lecciones de la Escuela de los Pobres

 

Thomas M. Kelly  en  Razón y fe Vol. 286 Núm. 1460 (2022): noviembre-diciembre

San Ignacio de Loyola nos ofrece una base para explorar el encuentro entre “los menos entre nosotros” y aquellos con oportunidades y privilegios. 

El papa Francisco amplía esta visión ignaciana argumentando que “los menos entre nosotros” no solo nos necesitan, sino que nos enriquecemos a través de un encuentro de reciprocidad con ellos. 

El encuentro con los pobres nos permite escuchar la voluntad de Dios y discernir nuestro camino en este mundo libre de las restricciones a nuestra voluntad que son reforzadas y recompensadas culturalmente. 

Aunque san Ignacio y el papa Francisco ponen diferentes énfasis en sus interpretaciones de cómo los pobres, la pobreza voluntaria y la pobreza espiritual son esenciales para nuestra evangelización, hay suficiente similitud para ver las conexiones. Ambos subrayan que el discernimiento de la voluntad de Dios para nosotros requiere libertad interior. 

Para el papa Francisco, los pobres y marginados de este mundo son una fuente única de esta libertad, primero por lo que nos enseñan (similar a Ignacio) y segundo, por lo que suscitan en nosotros (una participación en la compasión divina). Si nos encontramos con los pobres de forma mutua y vivificante, estos encuentros pueden ser transformadores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús