Albert Cortina destaca 4 riesgos del transhumanismo y la «bestia cibernética»


Albert Cortina destaca 4 riesgos del transhumanismo y la «bestia cibernética» a la que adoraremos.

Sostiene un juicio crítico frente al transhumanismo por su convencimiento de que "afecta a toda la vida en el planeta con su visión de transformarlo todo a través de la tecnología”.


Explica que las tesis transhumanistas parten de una visión reparadora del hombre pero al margen de su naturaleza trascendente.

"Lo quiere superar. Lo ve frágil, que enferma, envejece, muere. Que es torpe con su inteligencia natural frente a la inteligencia artificial. En otros tiempos, se cambiaban las estructuras (el estado, la iglesia, las escuelas…) para liberar al hombre; el transhumanismo considera que esos cambios no valen, sino que hay que cambiar genéticamente al ser humano, hibridándolo con la inteligencia artificial, para que cambie su entorno y sus estructuras", explica.

En su libro "Transhumanismo. La ideología que desafía a la fe cristiana”,expone cuatro riesgos del transhumanismo

1º Endiosa la mente… y desprecia el cuerpo

Pretende ser un movimiento de liberación de nuestra condición biológica que en el fondo desprecia el cuerpo porque lo que le importa es preservar la mente incluso fuera del cuerpo humano. Atacando la naturaleza humana se ataca la identidad. La idea de hombre-máquina nos modifica.


2º Una bestia cibernética desprovista de carga ética...

Para los tecnólogos, todo aquello lo que se pueda hacer, hágase, sin mirar las consecuencias sociales, morales o políticas. Si los avances tecnológicos contrarrestan los valores éticos universales de libertad, dignidad y bien común que debemos saber defender y mantener, nos podemos encontrar con una bestia cibernética que nos coma a todos porque se ha hecho demasiado poderosa. Por eso la ética es fundamental.

3º ...que podría hacerse autónoma

El peligro, aunque nos digan que detrás de la tecnología hay seres humanos que programan, es que no entendamos las decisiones que autónomamente haya aprendido la inteligencia artificial, que primero será débil y se hará más fuerte. Le delegaremos ese poder de tomar decisiones a través de sus códigos, de un lenguaje que no entendemos.

4º La inteligencia artificial, un "nuevo dios" al que "adoraremos"

Vemos ciertos grupos que quieren hacer valer sus intereses económicos y de control o dominio, que, como en Un mundo feliz, de Huxley, nos dan aparente libertad y felicidad pero a la vez nos convierten en esclavos de una tecnología que se convierte en el centro: hemos quitado a Dios y en su lugar ponemos la inteligencia artificial, que adoraremos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús