El paradigma de la bioética teológica. Un análisis sistemático y actualizado





David Guillem-Tatay El paradigma de la bioética teológica. Un análisis sistemático y actualizado 
Revista Iberoamericana de Bioética / nº 21 / 01-18 [2023] [ISSN 2529-9573] DOI:10.14422/rib.i21.y2023.009 



Una de las características de la bioética es la transición de la Teología Moral a la secularización. Hoy los paradigmas bioéticos son laicos. Esas razones han orillado el modelo bioética teológica. 
Este artículo trata de retomarlo realizando un análisis sistemático y actualizado acotado a cuatro autores: Gafo, López Azpitarte, Vidal y Elizari. 
Fundada en la Biblia, la tradición, el magisterio y la reflexión personal, pero con la finalidad de dialogar con otros paradigmas, traduce en lenguaje laico el mensaje evangélico en este contexto aportando seis valores. Hemos profundizado en los valores humanizar y amor. El primero por el riesgo de la falta de humanidad en el futuro de la bioética (transhumanismo, v. gr.). El segundo por las consecuencias en los más desfavorecidos. La bioética teológica, pues, tiene mucho que decir. 

Pero si se apuesta por la igualdad en nuestras sociedades democráticas, la bioética teológica debe estar presente en el diálogo interdisciplinar propio de esta ética aplicada. Hemos acotado nuestra investigación a cuatro autores: Gafo, López Azpitarte, Vidal Elizari. Este paradigma es compatible con otros afines: ética de las virtudes, bioética del cuidado, bioética personalista, por citar algunos. 

Esas dos premisas relacionadas ya justifican la reivindicación del paradigma de la bioética teológica, cuya fundamentación se residencia en la Sagrada Escritura, la tradición, el magisterio y los teólogos morales, fundamentación que no impide ni anula la reflexión ético-racional. 

Esta reflexión posibilita un diálogo entre paradigmas diversos, pero exige un esfuerzo de adaptación que, a través de la inculturación y el discernimiento, nos permite traducir en lenguaje laico el mensaje religioso, en nuestro caso católico. 

Esa traducción y adaptación no debe desvirtuar ni el contenido esencial del mensaje de Cristo ni la jerarquía axiológica consecuencia del mismo. 

La posibilidad de diálogo debe pasar, por tanto, por aportar valores evangélicos, pero traducidos al lenguaje laico. Tales valores han sido los propuestos por Gafo. 

Lo específico de la bioética teológica y lo que, consecuentemente, puede aportar al ámbito bioético puede resumirse en el concepto clave de humanizar. Dicha actitud está ausente en otros paradigmas e, incluso, se corre el riesgo de que alcance a las líneas de futuro que se prevén vayan a ser objeto de la bioética. 

La clave de humanizar, junto con el mandamiento y el valor del amor descrito y explicado en este trabajo, es decir la opción preferencial por los pobres, marcan nuestra misión como cristianos. Por esa razón entendemos que también urge un diálogo con la Teología de la Pastoral de la Salud. 

Es más, nuestra intención última es abrir una línea de investigación que, recogiendo los paradigmas compatibles con la bioética teológica, junto con la Teología acabada de citar, consista en relacionar bioética con Espiritualidad. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús