Exarcado a los ortodoxos lituanos



Bartolomé I, Patriarca de Constantinopla
DE MOMENTO SOLO CINCO SACERDOTES SE HAN SEPARADO DE LOS RUSOS
El Patriarca de Constantinopla piensa conceder un exarcado a los ortodoxos lituanos que no quieran seguir con Moscú

El Patriarca ecuménico Bartolomé I visitó Vilna y respaldó la idea de formar una nueva jurisdicción eclesiástica ortodoxa en Lituania, dependiente del Patriarcado de Constantinopla, análogamente a la Iglesia autocéfala ucraniana creada en 2018. La declaración acompañó la firma de un acuerdo de cooperación más estrecha con el Gobierno lituano, junto con la primera ministra del país báltico, Ingrida Šimonite.

24/03/23 8:10 PM



(Asia News/InfoCatólica) En este caso, se trataría de una estructura menos definitiva, un «exarcado» que permitiría a los ortodoxos lituanos actuar con relativa autonomía, pues ya no quieren depender de Moscú. Desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, las posturas de los ortodoxos del país báltico han sido claramente contrarias a Moscú y a las justificaciones bélicas del Patriarca Kirill.

Hasta ahora, el metropolita de Vilna, Innokentij (Vasil'ev), vacilaba entre la separación de Moscú y seguir sujetos al patriarcado: de hecho, había presentado una solicitud de cambio de estatuto, con el fin de obtener una mayor autonomía como exarcado moscovita, o incluso la autocefalia permaneciendo en comunión con el patriarcado. El sínodo ruso aplazó la decisión y optó por discutirla en el próximo concilio local de toda la Iglesia patriarcal.

¿Exarcado para cinco sacerdotes?

Cinco sacerdotes ortodoxos lituanos no quisieron esperar a tales procedimientos y se desvincularon de la metrópoli. Como consecuencia, fueron reducidos al estado laical por Innokentij, pero Bartolomé volvió a acogerlos como sacerdotes constantinopolitanos, de ahí la necesidad de establecer un exarcado de Vilna para ellos.

Los cinco sacerdotes oficialmente readmitidos, a los que seguirán otros, son los padres Vladimir Seljavko, Vitaljus Motskus, Vitalis Dauparas, Gintaras Sungajla y Georgij Ananiev -de etnia mixta, ruso-lituana.

El Patriarca Ecuménico aseguró: «Apoyamos a los sacerdotes y fieles que no aceptan las posiciones de Moscú».

Llama la atención que se haya producido este movimiento por tan solo cinco sacerdotes y cabe preguntar si habrá un exarcado solo para ellos en caso de que el resto de los ortodoxos lituanos lleguen a un acuerdo con el patriarcado moscovita.

Bartolomé declaró también que «la Iglesia ortodoxa rusa comparte la responsabilidad de la guerra» junto con los dirigentes del Estado moscovita, especialmente por «el espantoso secuestro de niños», y por ello todo diálogo interreligioso debe «centrarse en las formas de oponerse al patriarcado de Moscú». En definitiva, el Patriarca de Constantinopla asume el discurso de las naciones occidentales, del nacionalismo ucraniano y el de todos los nacionalismos antirusos de las ex-repúblicas soviéticas.

El cisma se hace mayor

Todo esto no hace sino ampliar el cisma entre el Patriarca de Moscú y el Patriarca de Constantinopla, que hace uso del polémico canon 28 del concilio de Calcedoniapara intervenir fuera de su jurisdicción territorial, a fin de retirar al patriarcado de Moscú su autoridad eclesiástica sobre los ortodoxos que no quieren seguir sujetos al mismo.

Además, según el primado «inter pares» de la Ortodoxia, el nuevo exarcado «restablecería la justicia histórica», pues se remonta a la metrópoli de Lituania que existió entre los siglos XII y XIV. En la época de la invasión tártaro-mongola, algunos principados de la Rus de Kiev se refugiaron bajo la protección del principado de Vilna, que dio origen al reino de Lituania y Polonia, donde existía una jurisdicción ortodoxa rusa dependiente de Constantinopla. En algunas fases de la convulsa historia de aquellos siglos, el metropolitano de Vilna llegó a ostentar temporalmente el título de Kiev, ciudad madre que fue destruida por los tártaros de aquella época.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús