La basílica de Santa María Mayor y su ‘belén’




La basílica de Santa María Mayor y su ‘belén’

Una característica especial que merece ser recordada es que justo en esta capilla se conserva el segundo ‘belén’ más antiguo del mundo. Fue realizado unos 70 años después de que San Francisco, en el pueblo de Greccio, iniciara esta tradición para representar el nacimiento de Jesús.

La reconstrucción de un «Pesebre» tiene su origen en el 432 cuando el Papa Sixto III (432/40) creó en la Basílica primitiva una «cueva de la Natividad» similar a la de Belén. 

Durante el Pontificado de Teodoro I (642-649) llegaron a Roma desde Belén unas reliquias del pesebre y de los lienzos que envolvieron al niño Jesús.

Nicolás IV en 1288 encargó a Arnolfo di Cambio una representación escultórica de la «Natividad». Como nos ha pasado a casi todos, algunas imágenes del belén se nos pierden. De hecho, faltan 2 de las originales. Menos mal que mantenemos la de María con el niño, San José, los Reyes magos y las cabezas del buey y la burra. Carlo Fontana, a finales del siglo XVI, trasladó el Oratorio con las imágenes del Belén hasta la capilla llamada del Santísimo Sacramento o Sixtina. Por la presencia de estas reliquias de la cuna – pesebre, la Basílica de Santa María Mayor tomó también el nombre de «Santa María ad Praesepe o Santa María in Praesepium».

Fuera de la capilla, en el suelo, nos encontramos con la sencilla lápida de la familia Bernini. Allí están enterrados Gian Lorenzo y su padre Pedro, con el siguiente epitafio: «La noble familia Bernini aquí espera la Resurrección.»

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús