Las monjas de Belorado han creado asociaciones civiles para quedarse con los monasterios



SOLO SALDRÁN POR ORDEN JUDICIAL
Las cismáticas aseguran que no piensan irse del monasterio que ocupan y calumnian a Mons. Iceta

Las mujeres excomulgadas por abandonar públicamente la Iglesia aseguran que no se irán del monasterio de Belorado si no es a través orden judicial. En su perfil en Instagram. Dicen que son las auténticas poseedoras del inmueble y no reconocen la autoridad del arzobispo de Burgos, Mario Iceta, al que acusan de amenazarlas. La archidiócesis ha desmentido tales acusaciones.




(Agencias/InfoCatólica) Si alguien pensaba que la expulsión de Pablo Rojas y José Ceacero del monasterio podía suponer un cambio en la actitud de las ex-monjas clarisas, ayer quedó claro lo contrario.

En un comunicado enviado a la Agencia Efe las ex-religiosas aseguran que el control absoluto del monasterio, en el que desde anteayer no están los dos representantes de la Pía Unión, «de cuya jurisdicción nos apartamos»

Las excomulgadas dicen que la titularidad del monasterio y su actividad dentro del mismo es «una cuestión puramente jurídica», que no depende de la autoridad eclesiástica. Por eso, añaden, «deberá ser dirimida por los Juzgados y Tribunales correspondientes».

Además piden a Mons. Iceta que aborde el asunto con la comisión negociadora, que conforman el bufete Sarabia y Asociados, GTRS y el abogado Florentino Alaez, para «dar una solución extrajudicial al conflicto», que «satisfaga a todas las partes y evite tanto la presente situación como la judicialización del asunto». 

Las que forman el grupo cismático entienden que deben proteger su condición de poseedoras del convento y también protestan por el aviso del uso de «la fuerza pública» en caso de desahucio, que solo tendría cabida «si se acompaña una resolución judicial», como subrayan, añadiendo que, en tal caso, además «habría de ser incumplida en periodo de ejecución voluntaria».

¿Falsa excusa doctrinal?

Son cada vez más los indicios que apuntan a que las tesis sedevacantistas de las ex-clarisas son una simple excusa para provocar la salida da la Igleisa a fin de poder hacerse con el control de los monasterios de Belorado y Derio.

De hecho, crearon dos asociaciones civiles con el objetivo de cambiar la naturaleza jurídica de los monasterios para despojarlos de su entidad eclesiástica y convertirlos en entidades civiles. Fuentes del Arzobispado de Burgos confirmaron a EFE que recientemente tuvieron conocimiento de la creación de estas asociaciones, cuya tramitación administrativa se inició en mayo, si bien las exreligiosas no han conseguido concluir el procedimiento destinado a transferir los monasterios, y sus propiedades, a una asociación civil.

En el comunicado de ayer, las ex-monjas se presentan como defensoras de la fe:


«A día de hoy caminamos libres y solas en defensa de la Fe Católica»

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús