Muerte de Jesús

 González Cardedal, O., Cristología, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 2001, pp. 114-115

Olegario González Cardedal en su obra Cristología confirma que Jesús ejercita su libertad ante su muerte y con ella realiza humanamente su persona: es expresión de la coherencia de su vida, que mantiene su entrega al Reino hasta el final, la confianza en Dios y la fidelidad a los hombres; es ejercitación suprema de la sociedad (los esclavos), compartiendo su destino de execración social, tras la pérdida de la vida; es ofrenda e intercesión por los muchos, tras haberse puesto en su lugar de pecadores padeciendo las consecuencias de su pecado hasta destruirlo y eliminar sus consecuencias, intercediendo por ellos ante el Padre, a la vez que reconociendo el peso de la injusticia del mundo, negándola en su condición antidivina y aceptando el juicio de Dios contra todo pecado; es finalmente la sencilla y humilde expresión de su condición encarnativa, ya que ser hombre es saber de la muerte, contar con ella y realizar como acción y pasión, pues el hombre no es capaz de consumarse por sí mismo y sólo Dios, que lo inicia, lo consuma.


González Cardedal, O., Cristología, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 2001, pp. 114-115.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús