La ética de Demócrito. VI-V a.C

 Demócrito ve el sentido de la vida en el permanente bienestar del alma y no en el goce sensible. 

Él aconseja para mantener esa alegría tres consejos: 1º ¡Líbrate de las perturbaciones externas!, entre ellas, no ocuparse de varias cosas a la vez, no emprender algo superior a sus fuerzas, y no formar familia; 2º ¡Libráte de las perturbaciones internas!, entre ellas combatir las pasiones, siguir lo que puedas conseguir, y estimar rectamente los bienes; 3º Practicar la justicia porque pierde por el miedo al castigo la paz de sí mismo. Esta visión idealista de su ética parece entrar en contradicción con la filosofía materialista, pero el considera el placer como fin de la vida, pero al sopesar los placeres del cuerpo y del alma, elige estos últimos porque son más duraderos.

En su ética no aparece el factor social, porque todo se cultiva para hace la vida más tranquila y más cómoda

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús