SAN FRANCISO COMO OTRO CRISTO, LE GOFF

“Al verdadero siervo de Cristo, San Francisco, como en ciertas cosas fuese casi otro Cristo dado al mundo para salvación de las gentes, Dios Padre quiso hacerle en muchas cosas conforme y semejante a su Hijo unigénito, como lo demostró en el venerable colegio de los doce compañeros, en el admirable misterio de las Sagradas Llagas y en el continuado ayuno de la santa cuaresma” (Florecillas I, 7).

 “Tomando por modelo al mismo Cristo y no a sus apóstoles, embarcó a la cristiandad en una imitación del Dios hombre que devolvió al humanismo las ambiciones más altas, un horizonte infinito” (J.Le Goff, San Francisco de Asís, Madrid 2003, 65).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús