¿Es importante para la ciencia ser católico?

 


Entrevista a Enrique Lozano, presidente de Científicos Católicos a infocatólica

¿En qué sentido tiene importancia que un científico sea católico y en qué sentido da igual que lo sea o no?

Depende de cuál sea el sentido de la pregunta. Si nos circunscribimos al ámbito de la carrera científica, las creencias son irrelevantes. Tan brillante (o tan poco brillante) puede ser un científico creyente como uno ateo. El método científico no requiere de la fe (ni de su ausencia) para su desarrollo. El propio George Lemaître, sacerdote belga y uno de los cosmólogos más importantes de la primera mitad del siglo XX, decía que, si un nadador católico aplicaba las mismas técnicas y métodos de entrenamiento que uno no católico, lo mismo debía ocurrir en ciencia.

La ventaja que tiene el científico católico es que sabe que todo tiene un sentido y un propósito. Es como estar viendo una película sabiendo el final y que éste es un final feliz. Pero este conocimiento no lo aporta la ciencia sino la fe. Pasar de pensar que somos una simple mota de polvo con fecha de caducidad en un vasto universo dominado por fuerzas que nos superan a tener la firma convicción que somos hijos de un Dios que es Amor y que nos ha prometido una vida eterna es algo que, indudablemente, te cambia la forma de entender la naturaleza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús