El transhumanismo, nueva gnosis




" La La nueva humanidad denominada “plus” abrazaría optimistamente los potenciales que ofrece la técnica para la superación de lo humano. La insatisfacción con respecto al hombre tal y como lo conocemos terminar por liquidar lo humano como naturaleza biológica. El nuevo hombre es contemplado a modo reduccionista y mecanicista como mera materia maleable. De hecho, todo lo natural es contemplado desde una visión totalmente inmanente con el único recurso explicativo de la ciencia.


Este reduccionismo materialista se encuentra ya muy presente en nuestras vidas y resuena en la cultura nihilista de nuestro tiempo. Es el mismo patrón promovido por el neocapitalismo que se mueve únicamente por la sed de riqueza y poder y se promueve de forma continuada en la producción cultural a la cual estamos expuestos. Este materialismo se traduce en una profunda indiferencia para con la naturaleza, que se convierte en la posibilidad de manipularla sin consecuencia alguna. Todo es calculable, predecible y transformable, también el alma, la conciencia y las emociones.


Esta promesa de superación de la naturaleza abre las puestas a la superinteligencia, la superlongevidad y el superbienestar. Se promete la inmortalidad cibernética y la interacción con inteligencia artificiales indistinguibles de las humanas, así como una felicidad que consiste en la superación del dolor y de la tristeza. Tendremos así un humano aumentado con su realidad virtual, la biometría, los exosqueletos y los dispositivos tecnológicos integrados con el cuerpo humano. El ciborg es así el destino del hombre nuevo, en el que será transfigurada nuestra obsoleta naturaleza. Se trata del nuevo hombre-Dios autorrealizado a través de un esfuerzo fáustico gracias a la ciencia.


El transhumanismo es enmarcado así en una nueva gnosis que seduce al hombre prometiendo una nueva perfección por la superación de la corporeidad. Así como los gnósticos auspiciaban un retorno al Pleroma originario del cual provenían, la nueva gnosis tecno-cientificista promete a los hombres convertirse en las células de un organismo mayor, “un cerebro planetario”, colectivo, que estará conectado a través de la nube".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús