La corona de espinas de Cristo fue venerada varios siglos en Jerusalén






No se sabe con exactitud cual fue el arbusto con el que se hizo la corona de espinas de jesucristo

Evangelistas que lo mencionan:

Mateo: 27,29: “y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza…” 

Marcos: 15,17 “Le visten de púrpura, y, trenzando una corona de espinas, se la ciñen”.

Juan: 19,2 “Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza…” 

y ha sido mirada siempre como una de las más preciosas reliquias.

Según una antigua tradición, la corona de espinas se veneró en Jerusalém durante varios cientos de años. 


De hecho en la Peregrinación del monje Bernardo, se hace referencia a esta reliquia que se encontraba en el Monte Sión hacia el año 870.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús