Lo que dice del cristianismo esta estatua de Hermes enterrada 2.000 años en una cloaca



ARQUEOLOGÍA

Lo que dice del cristianismo esta estatua de Hermes enterrada 2.000 años en una cloaca 
Se cree que la estatua fue escondida en las alcantarillas de la antigua ciudad de Heraclea Síntica, en Bulgaria, tras adoptar el imperio romano el cristianismo como religión oficial


Unos arqueólogos trabajan junto a la estatua recientemente descubierta en la antigua ciudad de Heraclea Síntica, en Bulgaria. EFE / VASSIL DONEV
Por 
I. H.
10/07/2024 


Un equipo de arqueólogos anunciaba hace unos días un fabuloso descubrimiento: el hallazgo en el suroeste de Bulgaria, muy cerca de la frontera con Grecia, de una gran estatua de mármol de casi dos metros de altura que podría representar a Hermes, el mensajero de los dioses griegos. La estatua, en muy buen estado de conservación y con la cabeza prácticamente intacta, fue desenterrada en unas las cloacas de una ciudad de la Antigua Grecia y según los especialistas es muy posible que estuviera allí desde hace unos 2.000 años. 

“Encontramos la estatua por casualidad”, según ha explicado a Lyudmil Vagalinski , director científico de la excavación, al The New York Times. “Fue increíble. Una estatua entera apareció ante nosotros”. 

El lugar donde fue hallada la estatua formaba parte de la antigua ciudad de Heraclea Síntica, fundada por el rey macedonio Filipo II en el siglo IV a. C. y conquistada posteriormente por Roma. La ciudad sufrió dos terremotosdevastadores en los años 388 y el 425 d. C., que destruyeron la mayor parte de sus infraestructuras, y a partir de ahí empezó su decadencia. Fue abandonada alrededor del año 500. 
Pero detrás del descubrimiento de esa estatua, que según todos los indicios podría representar al dios Hermes, hay una fascinante historia. Los científicos creen que fue escondida en las cloacas de la ciudad tras el terremoto del año 388, 75 años después del edicto por el que en el año 313 el emperador Constantino proclamó el cristianismo como religión oficialdel imperio romano. A partir de ahí, los ritos paganos empezaron a ser perseguidos. 

“Todo lo pagano estaba prohibido”, ha asegurado Lyudmil Vagalinski en declaraciones a la agencia Reuters. Los habitantes de Heraclea Síntica, según todos los indicios, es muy posible que abrazaran la nueva religión y se sumaran al cristianismo. Pero, por si acaso, también habrían conservado objetos del culto a las antiguas deidades. Y, para evitarse problemas, habrían ocultado esos objetos. Así, habrían llevado la estatua de Hermes a las cloacas de la ciudad y la habrían enterrado allí cuidadosamente, lo que explicaría su excelente estado de conservación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

diferencia entre Sinodo y Concilio

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús