San Francisco se enfrentó a las sectas heréticas



San Francisco se enfrentó a las sectas heréticas

Había un clamor popular de purificar el cristianismo y aparecieron múltiples corriente como los valdense o cátaros, con un sentido pesimista de la vida.

Los cátaros consideran la materia como causa del mal, renuncian la matrimonio llegando hasta el suicidio, práctica mitos cosmogónicos, enemigos del arte de la iglesia y de la vida civil. Ideas totalmente contrarias a San Francisco, cantor de todas la criaturas, que no ve en su cuerpo al enemigo, que irradia la alegría de vivir, oponiéndose al ascetismo considerándolo una concepción egoista de la moral y una falta de solidaridad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús