Ir al contenido principal

Mons. Wolfgang Haas no celebrará la fase diocesana del Sínodo en su archidiócesis de Vaduz

 

Mons. Wolfgang Haas no celebrará la fase diocesana del Sínodo en su archidiócesis de Vaduz

«EN NUESTRAS LATITUDES EL PROCESO CORRE EL RIESGO DE VOLVERSE IDEOLÓGICO»

Mons. Wolfgang Haas no celebrará la fase diocesana del Sínodo en su archidiócesis de Vaduz

El arzobispo de Vaduz, capital de Liechtenstein, Mons. Wolfgang Haas ha explicado en una carta por qué su diócesis no va a celebrar la fase local del sínodo de los obispos sobre sinodalidad. No quiere que se convierta en un proceso ideológico y asegura que la relación entre seglares y sacerdotes es muy natural allí. Y cualquiera que quiera aportar algo, puede hacerlo escribiéndole a él.



Carta de Mons. Haaz:

Palabras del arzobispo de Vaduz sobre el «proceso sinodal» en la Iglesia

El Papa Francisco ha iniciado el llamado "Proceso Sinodal" a nivel mundial, que ahora se pondrá en marcha en cada una de las diócesis. Para ello, la Secretaría del Sínodo Romano de los Obispos ya ha publicado una serie de documentos en varios idiomas, a los que se puede acceder a través de Internet.

Soy de la opinión de que en nuestra pequeña archidiócesis podemos abstenernos por buenas razones de llevar a cabo un procedimiento tan complejo y a veces hasta complicado, que en nuestras latitudes corre el riesgo de volverse ideológico.

Por un lado, las estrechas relaciones en nuestras parroquias permiten un contacto mutuo rápido y sin complicaciones entre pastores y laicos, de modo que siempre ha sido y es posible un intercambio intelectual y espiritual. Todos los que lo deseen pueden dialogar entre sí, escucharse y mantener una comunicación personal sobre sugerencias, deseos e ideas en la vida cotidiana de la Iglesia. En los consejos parroquiales y eclesiásticos, así como en las instituciones escolares, sociales y caritativas y en los centros de enseñanza, existen relaciones constantes entre las personas interesadas en las que se puede producir una interacción responsable, con tacto y sensibilidad.

Por otra parte, es cierto de todos modos que las consultas tienen lugar a diferentes niveles, concretamente también a nivel diocesano, aunque en la actualidad "debido a al Covid-19" no todo es posible a través de encuentros personales. Por otra parte, quien quiera expresar por escrito sus deseos, preocupaciones y sugerencias para la configuración de la vida eclesiástica en nuestra diócesis, puede seguir haciéndolo y ponerse en contacto directamente con el Arzobispo o el Vicariato General. En el "Vademécum para el Sínodo sobre la Sinodalidad", como manual oficial para las deliberaciones en las iglesias locales, la principal tarea del obispo se ve en la escucha, no en grandes discusiones y largos debates. Se trata de una escucha de lo que el Espíritu Santo quiere decirnos. Esta escucha presupone nuestra oración por el don espiritual del discernimiento. Sobre todo, me gustaría animar a rezar por este regalo especial y pedir la bendición de Dios para todos.

15 de octubre de 2021

Comentarios

Entradas populares de este blog

Clasificación de valores en Ortega y Gasset

Diferencias y semejanzas entre el Bautismo de Juan Bautista y Jesús